Saltar al contenido

Cómo evitar un secuestro

intentar evitar un secuestro


Dependiendo del lugar donde se viva o la situación familiar que se tenga, hay ocasiones en las que es bueno saber cómo evitar un secuestro o por lo menos saber cómo poder interrumpirlo en la medida de lo posible. No es tan fácil secuestrar a una persona que está atenta y sabe qué hacer en esos casos que si intentan raptar a alguien que nunca ha pensado en cómo evitar un secuestro y menos el tuyo propio. Ten en cuenta que cuanto más mentalizado estés en cómo reaccionar, más rápidos serán tus reflejos porque sabrás que es lo que debes hacer en lugar de dejarte llevar por el pánico y reaccionar de forma errónea.

Consejos iniciales de cómo evitar un secuestro con éxito

  • Evita que te inmovilicen. Si te llegan a inmovilizar utilizando esposas, cinta o utilizando una cuerda, por ejemplo, va a haber pocas posibilidades de escapar. Debes reaccionar y moverte de forma muy rápida para evitar que te inmovilicen.
    • Decide si vas a luchar contra tus agresores o si decides escapar. Sea una cosa o la otra, no dudes, escoge y hazlo de inmediato.
  • Concéntrate a propósito en atacar a la cara del agresor si lleva un arma con la que pueda amenazarte. Lo más esencial que debes hacer si alguien trata de obligarte a subir a un vehículo es pelear a toda costa. Si el atacante es capaz de meterte, tus posibilidades de escape o subsistir disminuyen drásticamente.
    • Utiliza tus brazos y piernas para empujarte de la puerta del vehículo si alguien trata de meterte.
    • Si nada de lo que intentas da funcionado como debería en tu lucha por conseguir encontrar cómo librarte de un secuestro entonces pon la mitad de la llave en el interruptor y dóblala o bien rómpela si está en tus posibilidades hacerlo. De esta manera impedirás que puedan llevarte en ese vehículo y ganarás más tiempo.
  • Si te sujeta por los brazos, cruza los brazos y aplica tanta presión hacia abajo como te resulte posible.

Tras estos consejos básicos de cómo evitar un secuestro cuando se está produciendo, vamos a darte otras ideas que pueden venirte bien, tanto en el momento en el que se produce como previamente para que sepas cómo actuar en un secuestro.

Cómo evitar un secuestro, consejos previos

Tener cuidado por donde andas y prestar atención son claves a la hora de cómo evitar un secuestro. De cara a evitar una situación tan desagradable como esta lo mejor es ser precavidos.

  • Si estás paseando  por un sitio público, siempre y en todo momento mantente al tanto de quién está alrededor.
    Presta atención a tu entorno y deja la música para otro momento si crees por algún motivo que alguien puede querer secuestrarte. Si estás haciendo corriendo para mejorar tu forma física hazlo con alguien de confianza para no ir sin compañía.
  • Acostúmbrate a observar siempre una posible ruta de escape cada vez que entres un bar, restaurante, edificio…etc. Haz que esto se convierta en una rutina que salga de forma inconsciente y siempre sabrás cómo evitar un secuestro escapando rápidamente por donde habías visto una ruta de escape.
  • Lee las opiniones y referencias de otros viajeros cuando estés pensando en realizar algún tipo de viaje, así sabrás si la zona tiene algún tipo de peligro destacable. Incluso aunque no lo tenga, estate atento/a a fin de siempre saber cómo evitar un secuestro utilizando el consejo anterior de buscar siempre un escape.
  • Una forma natural de cómo evitar un secuestro es seguir tu instinto. Si algo que hace pensar que no es buena idea estar en X lugar o con Y persona, sigue tus presentimientos.

Una herramienta eficaz de cómo evitar un secuestro: Planificación

En un intento de secuestro el secuestrador tiene una ventaja sobre la víctima porque cuenta con el factor sorpresa para llevar a cabo el intento de secuestro. Por ello es muy importante una buena planificación mental de cómo actuar rápidamente en caso de que se de la situación de un intento de rapto.

¿Cómo evitar un secuestro?¿Cómo reaccionar?

Lo primero es ensayar todos los posibles escenarios que puedan presentarse y de esa forma listos mentalmente para actuar inmediatamente de forma que los atacantes no esperen una resistencia y una defensa tan sólida que te de más posibilidades de evitar el secuestro.

Prepárate para resistirte

intentar evitar un secuestro
Imagen cortesía de https://www.flickr.com/photos/james_sickmind/

Lleva siempre contigo un spray de defensa personal de pimienta para echárselo a los ojos, de esos botes que están pensados para evitar violaciones. Y si te atacan y puedes, no dudes en utilizar tus llaves para intentar herir en los ojos a tu atacante. Estás luchando por tu vida así que ve con todo lo que tengas, porque de otra forma puede que no tengas otra oportunidad de sobrevivir. La compasión es para cuando encuentras una caja con gatitos dentro, no para cuando te intentan secuestrar. Sé que no suena bonito, pero tampoco lo es un secuestro, ¿verdad? También puedes colocar las llaves del coche o de casa sobresaliendo de tu puño entre los dedos para que  sea una herramienta eficaz a la hora de causar daño a tu agresor y que quizá se lo piense dos veces y decida abandonar el intento.

Hay una excepción a esto. Si hay muchos más agresores bien armados y sabes que te pueden estar secuestrando para pedir un rescate por la zona del país en la que te han secuestrado entonces luchando no vas a poder luchar y ganar. En este caso para sobrevivir lamentablemente hay que colaborar desde el primer momento. Esto claro, después de haber intentado escapar corriendo.

Ante la duda de poder librarte por ti mismo/a, huye.

Si tu única opción es escapar entonces no lo dudes, corre y no te detengas aunque creas que ya no te siguen.
Si te equivocas ya no habrá vuelta atrás así que sigue corriendo hasta una zona segura. Cuando veas agentes de la ley que te puedan socorrer entonces podrás considerarte a salvo.

Trata de poner una barrera entre tú y el atacante.

Puedes colocar una barrera como por ejemplo una calle muy transitada de gente o un grupo de personas. Incluso un coche o una moto aparcados que pueden servirte como escudo.
Agárrate a todo lo que puedas y esto incluye a personas y objetos.Tristemente, las personas acostumbran a dudar en si deberían intervenir o no en situaciones como un maltrato, un robo o un secuestro. No obstante, si tocas a alguien pidiendo ayuda por lo general se sentirá obligado a ayudar y no ser un espectador ajeno a la situación.
Si no hay personas cerca de las que te puedas sujetar, aférrate a un objeto grande, como un poste de luz, una papelera fija al suelo, etc.

 

Cómo evitar un secuestro
4.8 (95%) 4 votes