Saltar al contenido

Cómo evitar la obesidad con éxito de una vez

como evitar la obesidad infantil
Hay cuatro reglas de oro para ayudar en la tarea de saber cómo evitar la obesidad generalizada y más importante, evitar la obesidad infantil. Y es que para mantener a raya a los niños con sobrepeso, que en algunas zonas del territorio de países como España puede llegar hasta más de un 40% de los niños entre las edades de seis y diez años. La primera de estas reglas de cómo evitar la obesidad es tener un patrón calórico saludable comiendo sano. La segunda es la mejora de hábitos tanto alimenticios como de comportamiento. La tercera regla a seguir va de la mano con la segunda e implica el aumento de actividad física diaria. como una medida lógica y fundamental para prevenir la obesidad infantil y adulta. Por último, hay que prestar atención también al control emocional de la persona puesto que afecta también al desarrollo de coger peso y engordar.

Se hicieron estudios en los cuales si los niños creaban unos correctos hábitos de alimentación saludable el índice de obesidad y el sobrepeso en ellos se lograba mantener a raya con cierta facilidad. Por lo tanto, independientemente de la edad, tener unos hábitos saludables, así como planificar los horarios de comida son factores que ayudan a controlar la obesidad. La primera regla es no saltarse ninguna comida. En este sentido, los desayunos son esenciales, porque, después de las horas de la noche sin haber comido nada, el cuerpo necesita recibir un aporte de glucosa para que el cerebro se mantenga en plena forma.

 

En muchas ocasiones los nutricionistas se encuentran con que los casos de sobrepeso con lo que se encuentran en sus consultas se debe a una mala forma de organizar sus comidas. Mucha gente pasa directamente de la cena del día anterior a la comida de mediodía sin haber desayunado apropiadamente. Y es entonces, al mediodía, cuando están muy hambrientos y comen demasiado. Lo que hace que sus esfuerzos por cómo evitar la obesidad se vean frustrados desde el primer momento.

Cómo combatir la obesidad y evitar engordar sin necesidad

A lo largo del día lo mejor es tomar cinco comidas. Estas cinco fuentes de nutrición son completamente necesarias para tener la mejor dieta posible ya que te permiten tener una dieta equilibrada y  rica en todo aquello que tu cuerpo necesita. Y en el caso de los niños, esto es más importante aún.

 Después de las explicaciones acerca de la comida, el segundo campo de batalla contra la obesidad es el deporte. Lo ideal para hacer actividad física diaria es crearse un hábito por pequeño que sea. Puede ser desde el hábito de caminar 10 minutos hasta la siguiente parada de bus o  subir escaleras en lugar de coger el ascensor.  Cualquier pequeño esfuerzo físico que puedas hacer te ayudará a tener una vida sana y alejada del sobrepeso. Si además puedes practicar un deporte de contacto o que fomente la competitividad sería perfecto porque el ritmo de la actividad hará un cambio radical en tu metabolismo.

En el caso de los niños hay que hacer hincapié en la idea de crear un patrón de dietas a seguir que sean saludables y restrinjan alimentos muy grasos. Lo más importante es involucrar a toda la familia para tener una alimentación saludable y que sigan ese régimen para servir de ejemplo a los menores.

Después de analizar las causas de la obesidad, destacan tanto las dietas desequilibradas como el sedentarismo como factores cruciales a la hora de que aparezca. De hecho, son las causas más frecuentes en el 90% de los casos. Es más, el riesgo de tener obesidad aumenta un 15% por cada hora de televisión al día que se consume y se reduce en torno a un  10% por cada hora de actividad física diaria realizada.

 Como ves, el mejor tratamiento para quienes se preguntan que pueden hacer si quieren saber cómo evitar la obesidad es a través de la prevención. Incluso desde el momento del nacimiento. Con la lactancia materna, evitando el uso del biberón como un comodín para que los pequeños tengan sueño. Y luego, durante la edad escolar,  a través de controles periódicos de peso y de estatura. Siempre fomentando una dieta sana y concienciando de lo saludable que resulta evitar las bebidas azucaradas y no picar entre horas así como dormir las horas suficientes.como evitar la obesidad infantil

El exceso de peso es consecuencia directa del desequilibrio entre consumo y gasto. Por ejemplo, si cada día una persona come 30 g por encima de lo que gasta, al final de un mes será transformado en un kilo extra por esa pequeña diferencia diaria.

Los pediatras recuerdan a las familias qué es la pirámide nutricional y cuál debe ser la cantidad de alimento de cada comida. Pero en muchos casos  lo  curioso es que precisamente es ésta pirámide la gran olvidada por las familias.

En el caso de los niños hay que tener más cuidado si cabe puesto que los niños con sobrepeso son el germen de las enfermedades de los adultos porque los órganos del cuerpo así como las articulaciones o músculos tienen un trabajo extra debido a esa obesidad. También hay otras enfermedades relacionadas como la hipertensión, la diabetes o los ataques cardíacos que se producen debido a esa obesidad. Y eso sin entrar a una parte también importante que son los daños psicológicos o emocionales que pueden darse debido a las repercusiones psicosociales como pueden ser concretamente sufrir la exclusión social  o marginación así como causar una baja autoestima.

Posibles orígenes de la obesidad

 Cuanto mayor sea el grado de obesidad , más probablemente aparecerán estas enfermedades y peor será su posible tratamiento. De hecho, se estima que las personas obesas viven 10 años menos que aquellos con un peso considerado normal para su estatura. Este problema de salud, según la Organización Mundial de la salud se considera como la epidemia del siglo XXI y sus causas pueden verse originadas por alguno de los siguientes motivos de forma general:
  • Herencia genética.
  • Trastornos endocrinos.
  • La influencia del medio ambiente.
  • Problemas del sistema nervioso.
  • El tipo de alimentación.
  • La falta de actividad física.

Estos dos últimos factores, dieta inadecuada y falta de actividad física se relacionan la mayoría de los casos de sobrepeso y también por supuesto de obesidad. Los expertos avisan constantemente de que la obesidad está incrementándose de manera considerable a consecuencia del sedentarismo de la vida moderna y los malos hábitos alimenticios. Entonces, ¿cómo evitar el sobrepeso y la obesidad?

 Para evitar la aparición de este problema  hay que centrarse en tres pilares básicos: la reducción y modificación de la comida en caso de que sea más de la que necesitemos realmente, aumentar la actividad física y la motivación para seguir en el camino adecuado.
Cómo evitar la obesidad con éxito de una vez
4.5 (90%) 8 votes