Saltar al contenido

Cómo evitar ir al baño durante un maratón

como evitar el estreñimiento

Si has pensado en correr una maratón, quizá no haya pensado en cómo evitar las ganas de ir al baño. Este es un problema con el que se encuentran por sorpresa muchísimos participantes primerizos. El largo tiempo de carrera, provoca que los intestinos trabajen al trotar que terminen apareciendo unas ganas considerables de defecar. Estos son los consejos que te puedo dar desde mi experiencia, para que esto no te suceda. Si vas a salir a correr una larga carrera, el estreñimiento por una vez es un aliado.

Consejos para prevenir las ganas de defecar antes de una maratón

El día de la carrera aquellos que sepas qué no te dan ganas de ir al baño. Todos tenemos alimentos que no sientan mejor y peor, cuentos que nos hacen tener ganas de defecar. Por ejemplo, en mi caso me siento horriblemente mal el café. Por lo que sí tengo pensado hacer un ejercicio intenso como es una maratón, tomar ese tipo de comidas y bebidas.

De hecho lo recomendable es cuidar nuestra alimentación durante la semana previa a la carrera. Ya estás tus intestinos estarán adaptados a los alimentos que mejor te sientan para evitar la de ganas de ir al baño mientras corres.

Normalmente los alimentos que más provocan ganas de defecar son aquellos que incluyen lactosa, los susto del azúcar le gluten la cafeína o los huevos. Pero como te dije antes, depende también de tu estómago.

Evitar las ganas de ir al baño aprendiendo a movernos

Una manera muy sencilla de minimizar el esfuerzo que implica para nuestros intestinos el hecho de estar haciendo una maratón es minimizando nuestros movimientos. Es decir, mientras corremos nuestro cuerpo se mueve hacia delante y hacia atrás y hacia arriba y abajo de forma constante. Lo que aumenta considerablemente la necesidad de ir al baño.

La técnica adecuada para moverte minimizando las ganas de cagar, como se diría coloquialmente, es la siguiente: La próxima vez que vayas a correr mientras entrenas, imagina que tienes encima de ti un techo que está a apenas unos centímetros de tu cabeza intenta durante toda tu sesión de entrenamiento correr sin golpear ese techo imaginario.

Gracias a esto conseguirás mitigar la presión que reciben tus intestinos durante el trote. También considera que a la hora de entrenar, ejercicios como la sentadillas, también aumentarán tus ganas de ir al baño.

Qué comer para no tener ganas de ir al baño en una maratón

Como ya he mencionado, tu será muy importante para que no tengas este problema. Si quieres prevenir las ganas de defecar mientras corres, vigila los alimentos que estén basados en la leche, el yogur y el queso. En general estos 3 alimentos llevan una grasa que dificulta y ralentiza el proceso digestivo. También evite los alimentos fritos ya que producen el mismo efecto. También evita las verduras ya que son ricas en fibra. Y más si es el mismo día de la carrera por la mañana o la noche previa.

Lo mejor: la prevención

Aunque resulte trivial decirlo el método más simple y sencillo para evitar que esto suceda, es ir antes ese mismo día. Cuanto menos tiempo haya pasado desde que fuimos al baño hasta inicio de la carrera, me serán las posibilidades de que volvamos a tener ganas de ir al lavabo.

Alguna gente tiene problemas a la hora de ir al baño en momentos distintos a los que tiene habitualmente. Es decir, tienen una rutina para hacer sus necesidades, igual que sucede con otros hábitos como ir a dormir. Si es tu caso, y te rezo complicado conseguir ir al baño en otros momentos, intenta ir adaptando paulatinamente tu horario alguien te interese tener. Esta manera serás capaz de ir al baño antes de la carrera y así no preocuparte de que te entren ganas de defecar.

Cómo evitar ir al baño durante un maratón
Di si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *