¿Cómo evitar el efecto invernadero? ¿Qué supone realmente?

0 Comentarios ».
efecto invernadero como evitarlo y prevenirlo

¿Que hacer para evitar el efecto invernadero?

Antes de pretender saber cómo evitar el efecto invernadero lo adecuado será definir qué entendemos por efecto invernadero nosotros. Consideramos que el efecto invernadero se trata de un fenómeno natural por el que parte de la radiación infrarroja terrestre procedente del sol es retenida por la atmósfera causando que exista una temperatura adecuada dentro del planeta que facilita la existencia de vida.

Una atmósfera demasiado fina, tendría un efecto invernadero demasiado débil que no proporcionaría el suficiente calor como para sostener la vida. Y si es demasiado fuerte, la temperatura subiría demasiado. Cosa que no nos conviene tampoco, por ello saber cómo evitar el efecto invernadero excesivo resulta vital para los seres humanos. Por este motivo necesitamos mantener la atmósfera lo más estable posible dentro de nuestras posibilidades humanas para que existan las menores variaciones de temperatura posible, de esta manera, como especie podremos sobrevivir y tener un planeta lo más beneficioso posible. Tanto para nosotros como para las otras especies.

¿Qué causa el efecto invernadero?

Vamos a entender qué es antes de buscar la manera de cómo evitar este efecto invernadero. La causa del aumento de éste efecto es la presencia de grandes cantidades de dióxido de carbono y otras sustancias dentro de la atmósfera terrestre que se van superponiendo y acumulando en forma de diversas capas debido a las diferentes densidades entre las sustancias sostenidas en la atmósfera.
 
El conjunto de todas estas sustancias permite el paso de los rayos ultravioleta que llegan sin problemas a la superficie terrestre, donde se transforma en energía térmica al contacto con la superficie. Parte de la energía es reflejada de vuelta al espacio, pero la capa creada por la atmósfera retiene esas partículas y hace que el calor recibido se retenga dentro del planeta.  A grandes rasgos, ésta es la forma en la que trabaja la capa de ozono que ha permitido la aparición de vida.
Por este motivo, tenemos que preguntarnos dos cosas, ¿cómo evitar que el efecto invernadero aumente la temperatura actual? y ¿tenemos que evitarlo realmente? Si bien es cierto que la temperatura ha subido considerablemente en las últimas décadas y eso es un gran elemento de alerta, también existen teorías que apuntan a que se aproxima una glaciación en el futuro, lo que llevaría a pensar que el efecto invernadero podría jugar a nuestro favor.
 Realmente, no es una teoría que pueda comprobarse totalmente a día de hoy, ambas teorías tienen sus detractores y sus creyentes. Queda a razón de cada cual decidir sobre ello. En este caso, vamos a hablar sobre cómo evitar el efecto invernadero dentro de la medida de lo posible dejando de usar productos que generen las partículas que más tarde en la atmósfera, dan lugar al efecto invernadero. efecto invernadero como evitarlo y prevenirlo

Factores responsables del aumento de la temperatura

Los principales elementos que producen el efecto invernadero dentro de la atmósfera son el vapor de agua, el conocido dióxido de carbono así como el metano y por supuesto el ozono. Existen otros elementos responsables de ayudar a aumentar la temperatura pero son mucho menos relevantes, un ejemplo sería el fluoruro de azufre.

Elementos en los que no podemos influir

Una parte de los gases causantes de este efecto se liberan en cantidades considerables por los volcanes y pueden compararse a lo que los seres humanos pueden contaminar a lo largo de uno o varios años. Con las erupciones volcánicas se acaban produciendo gases como el CO2.

¿Cómo evitar el efecto invernadero por causa humana?

 Las actividades industriales humanas de la gente dieron lugar al crecimiento de las emisiones de CO2 ayudadas también por la deforestación, causantes de que existiera una menor masa de árboles que filtraran el dióxido de carbono de la atmósfera, al tiempo que se añaden más con el uso de los combustibles de base fósil.
También la cría de animales no ayuda precisamente a evitar el efecto invernadero, por ejemplo, las vacas sueltan una cantidad asombrosa de metano. Lo cual en el mundo actual implica una cantidad muy considerable de ganado. 
Por ello, una forma de cómo evitar efecto invernadero y el consecuente calentamiento global que va asociado al mismo, pasa por reducir el consumo de combustible fósil o replantar zonas deforestadas. La cría de ganado es más compleja ya que existen unas necesidades alimenticias que cubrir, que podría paliarse favoreciendo el consumo de alimentos alternativos.
También el uso de aerosoles contaminantes que desprendan partículas de CO2, metano, etc, hacen que el calentamiento global sea más notable dado el gran número de personas que usen este tipo de productos.

Los efectos beneficiosos del calentamiento global

 En todas partes se está discutiendo los aspectos negativos del calentamiento global. Pero también tiene sus ventajas. Por ejemplo, las épocas de mayor calentamiento global eran señal de abundancia y cuando más avances han realizado las civilizaciones humanas. Mientras que en las eras glaciales el avance ha sido mucho más lento debido a la menor abundancia de recursos.
Di si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<