Cómo evitar el calentamiento global

0 Comentarios ».
cómo evitar el calentamiento global

El motivo más básico causante de este problema que tenemos que saber para conocer cómo evitar el calentamiento global es que está causado por las emisiones de dióxido de carbono que se generan actualmente en un gran número de elementos distintos. Por ejemplo se producen debido a la quema de materiales para producir energía o el uso de los combustibles fósiles como es el caso del petróleo o la gasolina. También la tala excesiva de árboles es un elemento fundamental  que afecta seriamente al calentamiento global y el efecto invernadero.

Cómo evitar el calentamiento global, 10 consejos que os damos

Puesto que queremos saber cómo evitar el calentamiento global  vamos a dar una serie de consejos y recomendaciones que son fáciles de seguir y que para los niños también pueden venir bien ya que son por lo general muy sencillas de poner en práctica para prevenir el efecto invernadero que está acentuándose año tras año.

Controlar el consumo de energía: Esta medida además de ser eficaz a la hora de frenar el calentamiento global también es una recomendación que ayudará a tu bolsillo. Después de todo, reducir el gasto energético con el uso de electrodomésticos de bajo consumo ahorra energía y dinero a largo plazo. También es muy recomendable desconectar los aparatos que no vayamos a utilizar en poco tiempo en lugar de dejarlos en modo standby. Este simple gesto ayudará a evitar el efecto invernadero y cuesta muy poco hacerlo.

Medios de transporte: Usa el transporte público y medios como la bicicleta siempre que te sea posible. Si no te es posible siempre puedes ayudar en la lucha de cómo evitar el calentamiento global compartiendo el coche si tienes que utilizarlo.

Eliminación de residuos: Fomenta en tu casa la separación de basuras y el reciclaje de forma que los pequeños vean cómo se hace y tengan conciencia de ayudar a través de esto. El reciclaje es una gran herramienta de cómo evitar el calentamiento global para niños ya que con esto se sentirán parte de la solución al calentamiento del planeta y el efecto invernadero.

Reutilizar materiales si se puede: Darle una segunda vida a aquellas cosas que puedas en lugar de tirarlas a la basura es otra manera práctica de reciclar y evitar contaminar el medio ambiente. Prácticamente todo lo que tenemos en casa puede tener algún uso alternativo si pensamos un tiempo en ello.

Controla el consumo de agua: Reducir su consumo ayudará a no desperdiciar agua y estaremos optimizando al mismo tiempo nuestras facturas. Podemos servirnos del viejo truco de meter botellas o similares dentro de las cisternas para que se llene con menos agua. Por lo general las cisternas tienen una capacidad bastante mayor de la necesaria normalmente por lo que éste simple gesto ayudará considerablemente a evitar el calentamiento global al no desperdiciar el agua. Otra manera de ayudar al medio ambiente es reducir las veces que se hace uso del riego en los jardines e instalar un sistema de goteo que de agua a las plantas y al mismo tiempo optimice la cantidad utilizada.

Protege la naturaleza: Respetar los espacios que se encuentran oficialmente protegidos y disminuir al mínimo el impacto humano en esos entornos.

Cuidado de las casas: Construirlas con buenos materiales y que éstos sean también buenos aislantes térmicos permitirá ahorrar energía y con ellos reducir las emisiones de CO2 causantes del efecto invernadero puesto que  se utilizará menos la calefacción y el aire acondicionado. También es recomendable ir reemplazando los aislantes de las ventanas y de las puertas por donde se puede filtrar el calor y el frio. Se calcula que entre un cinco por ciento  y un diez por ciento  del calor del hogar se va a través de las pequeñas ranuras que dejan de estar correctamente aisladas.

Suelo: Disminuir al mínimo los cambios en el suelo. En este caso nos referimos al terreno donde está la casa y el jardín que pueda tener. Hay gente que decide cambiar el césped natural por uno artificial que no requiera de cuidados de ningún tipo. Aunque esto te quitará trabajo de cuidado, también será un problema a la hora de cómo evitar el calentamiento global desde casa puesto que si todas las casas hicieran eso, estaría quitándose una parte bastante considerable de terreno verde, con el consecuente aumento del efecto invernadero que conlleva.

Productos químicos: Disminuir al mínimo el empleo de compuestos químicos como antibióticos, fertilizantes y espráis que pueden llevar en su composición químicos que afecten a la capa de ozono favoreciendo el efecto invernadero y con ello el calentamiento global de forma paulatina.

Proporcionar una educación apropiada: Enseñar a los pequeños en el valor de los recursos que nos ofrecen los ecosistemas.

Presionar a los gobiernos: Demandar a la administración sostenible en un largo plazo de los recursos naturales. Hacen falta muchas más leyes que guíen a los gobiernos a plantar cara en la búsqueda de soluciones prácticas a la pregunta de cómo evitar el calentamiento global y el efecto invernadero en la medida que podamos hacerlo. Ya sea subvencionando la compra de coches más limpios con el medio ambiente o creando plantas generadoras de energía más limpia.

Cómo evitar el calentamiento global desde casa

Desde nuestra casa podemos hacer mucho para frenar el calentamiento global y el efecto invernadero. Algunas de las ideas ya os las hemos mencionado anteriormente, y otras van a venir justo a continuación. Quizá todas las ideas no te sirvan, pero seguro que otras sí que vas a poder aplicarlas y así ayudar en cómo evitar el calentamiento global desde casa en la medida que te sea posible.

  • Compra electrodomésticos que tengan un nivel de consumo eficaz de energía.

Tal vez al principio el precio sea mayor que otros pero te lo devolverá con creces ese dinero extra que te ha costado. Y con el paso del tiempo, verás que acabarás ahorrando mucho más en electricidad que con otro electrodoméstico más barato. Cuanto más eficiente sea, mayor será tu aportación en la lucha de cómo evitar el calentamiento global desde casa.

  • Cambia las luces antiguas por otras más modernas.

Las bombillas de tecnología LED tienen una duración diez veces superior a las bombillas normales y consumen mucha menos energía. Lo único malo que tienen es que tarda más tiempo en conseguir “brillar” igual que las bombillas tradicionales y que su coste es superior a ellas. Pero son pequeños detalles que merece la pena ignorar si quieres ayudar al medio ambiente con tu aportación desde el hogar.

  • Climatiza tu casa o bien piso.

Si aislas bien tu casa del exterior en verano conseguirás conservar el fresco del aire acondicionado y en invierno lograrás mantener el frío fuera, con el consecuente ahorro que ello conlleva y que se verá reflejado también a la hora de cómo evitar el calentamiento global al necesitar menos energía tu hogar, y con ello, generar menos CO2 a la atmósfera. Lo que crearía más efecto invernadero que también queremos evitar.

Cómo evitar el calentamiento global
5 (100%) 1 vote
Te queda lo mejor del artículo: Estás en la parte 1 de 212

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<