Saltar al contenido

Cómo evitar efecto rebote en las dietas

fiebre muscular prevenir y eliminar

Me estoy imaginando ahora mismo tu situación, similar a la mia hace tiempo. Un día decidiste cambiar tu vida, empezaste a comer sano, hacer ejercicio, y realizaste una dieta muy estricta. El esfuerzo dio sus frutos y te definiste al bajar de peso. Pero en cuanto dejaste la dieta y volviste a comer normal, empezaste otra vez a engordar.

Llegando a recuperar todos los kilos que habías perdido o incluso más. A este fenómeno se le conoce como efecto rebote o efecto yoyo. Y por desgracia, es muy, muy común. Más entre las personas que han realizado dietas estrictas y que han tenido grandes bajadas de peso.

¿Pero porque rebotamos al peso anterior o incluso a más? ¿Podemos evitar ese efecto rebote?

El efecto rebote en las dietas no quiere decir que estés maldito, ni que tu cuerpo funcione mal. El rebote existe, es un mecanismo de defensa ya que el cuerpo cree que le vas a matar de hambre y se protege ante eso. Seguro que has notado como dejabas de adelgazar pese a seguir haciendo dieta. Si vas notando también como cada vez aumentaba más tu hambre, entonces puedes estar en el acantilado que lleva al efecto rebote si te dejas llevar. Este fenómeno, por suerte para ti, hay formas de minimizar el efecto rebote y lograr que la pérdida de peso sea para siempre.

Y ahora, aquí te presento los mejores remedios para evitar el efecto rebote tras hacer dieta.

Mejores formas de prevenir el efecto rebote

El remedio número uno para eliminar de tu vida el efecto rebote de las dietas es levantar pesas. Mucha gente se obsesiona en que quiere perder peso y únicamente hacen cardio y dieta. Esto es un enorme error, en mi opinión. Ya que el metabolismo  queda reducido al mínimo cuando levantas pesas y creas más masa muscular de calidad.

Esta musculatura necesita consumir más calorías, por lo tanto el metabolismo aumenta y el efecto rebote tiene mucha menor fuerza en aquellas personas que van ganando fuerza muscular a medida de que realizan ejercicio físico.

El segundo remedio frente al efecto rebote consiste en evitar las dietas milagro. Por favor, un error que se comete mucho es realizar una dieta milagro, de esas que prometen perder hasta 10 kilos en una semana. Todas esas dietas provocan la aparición del efecto rebote ya que son demasiado restrictivas.

En su lugar te recomiendo comer normal, pero eliminando los malos hábitos. Como por ejemplo consumir demasiado azúcar, tomar alcohol o pegarse atracones. La pérdida de peso ideal para no perder masa muscular y no rebotar, es perder medio kilo a la semana más o menos. Así que, hay que tener muchísima paciencia y reducir la cantidad de calorías poco a poco.

El tercer método para evitar el efecto rebote es a través de una rutina anual adecuada. Acepta la realidad, no se puede estar siempre a dieta. No es bueno para el cuerpo, y vamos a hacer como los profesionales. Vamos a dividir el año en un periodo de volumen, otro de definición y otro de mantenimiento.

En el de definición, vamos a comer menos calorías de las que necesitamos, obviamente para adelgazar.

En el de mantenimiento, vamos a comer lo que justamente necesitamos para mantenernos.

Y en el de volumen, vamos a comer más de lo que necesitamos para ganar masa muscular y ser un poco más grandes.

Dividir el periodo de dietas y hábitos alimenticios si funciona porque permite descansar el cuerpo y favorece la creación de cada vez más masa muscular.

La cuarta alternativa para evitar el efecto rebote consiste en recuperar la alimentación normal, pero lentamente. Es obvio que si haces pesas y pasas de comer 1500 calorías a comer de repente 2500, el peso va a aumentar. Para evitar que aparezca el rebote y recuperar el peso perdido, lo mejor es ir recuperando poco a poquito las calorías normales subiendo 100 calorías diarias cada semana durante el periodo de mantenimiento. De esta forma vas a engordar mucho menos que si empiezas a comer comiendo 2500 a la vez. El cuerpo se va a ir adaptando a la dieta poco a poco.

El último método contra el efecto rebote, es un cambio de actitud. Para que nunca te conformes con estar bien en el verano, o para entrar en el traje de la boda. Tienes que intentar llevar una vida sana siempre. No confundas tampoco la etapa de volumen con una licencia abierta para comer porquería.

Intenta comer siempre calorías limpias, y llevar siempre una vida muy sana. Ya que así siempre vas a estar en forma y te vas a lucir sano.

Como recomendación final te diré que es bueno contar las calorías que comes, sobre todo al principio, ya que así también sabrás que es exactamente lo que tienen los alimentos que comes. Para ello, lee la información nutricional de los alimentos que compres. Además, si compras una báscula de cocina, estarás en las mejores condiciones para saber el peso de lo que vas a comer y así tener un control al detalle.

Cómo evitar efecto rebote en las dietas
4.6 (91.43%) 7 votes