Saltar al contenido

Como evitar las agujetas

fiebre muscular prevenir y eliminar

Si has empezado a hacer deporte hace poco tiempo, seguro que te preguntas cómo evitar las agujetas y la molestia que traen consigo. Y es que sino estamos habituados o habituadas a las agujetas, vamos a querer eliminarlas lo más rápido posible. Bueno, por experiencia propia te diré que no se van por arte de magia, pero sí que hay remedios caseros para evitar las agujetas que te permitirán librarte más rápido de ellas.

Aunque ya lo sabrás, la fiebre muscular es un fenómeno de dolor muscular que aparece pasado un tiempo después de realizar el ejercicio físico. Normalmente un día o dos después de haber realizado el esfuerzo. Suelen aparecer cuando cambiamos la rutina de ejercicios, o aumentamos considerablemente su duración o intensidad y nuestro cuerpo tiene que adaptarse al cambio de esfuerzo.

¿Qué son las agujetas musculares?

Las agujetas son una respuesta normal a un esfuerzo al que no se está acostumbrado y es parte de un proceso de adaptación que conduce a una mayor fuerza y resistencia de los músculos para recuperarse y crear hipertrofia muscular.
Los síntomas típicos de la fiebre muscular se desarrollan dentro de las 24 a 48 horas después del ejercicio y suelen aparecer en las piernas y en el abdomen.

El dolor muscular en general tiene un pico después de unos 3 días y disminuye poco a poco y, en la mayoría de casos, desaparece al cabo de 5 a 7 días.  Se cree que las agujetas son el resultado de desgarros de las fibras musculares, y que luego el músculo se fortalece al repararse. Es por eso que si haces ejercicio intenso con la intención de ganar musculo, no vas a poder evitar tener agujetas ya que forma parte del proceso natural de la musculación. La cantidad de dolor depende del tipo, intensidad y duración del ejercicio.

Cualquier movimiento al que no estamos acostumbrados puede conducir a la aparición de la fiebre muscular, aunque las actividades que parecen causar mayor dolor son bajar escaleras, correr cuesta abajo, y el movimiento hacia abajo de las sentadillas y las flexiones. Todas estas actividades hacen que el músculo se contraiga con fuerza, algo que ayuda a que después de las suficientes repeticiones se produzcan las agujetas que queremos evitar tener.

Las contracciones de los músculos que se producen al realizar estos movimientos se llaman contracciones excéntricas.
La mejor manera de prevenir las agujetas es hacer un calentamiento gradual cada vez que se comienza una rutina de ejercicios. Mucha gente se propone hacer estiramientos para evitarlas. Desafortunadamente, los estudios científicos no han podido demostrar ningún beneficio para eliminar las agujetas, pero sigue siendo recomendable para prevenir lesiones, así que haz un calentamiento antes de empezar a hacer ejercicio intenso.

¿Podemos evitar la fiebre muscular de alguna forma?

Puede ser imposible prevenir completamente las agujetas, pero se puede reducir la intensidad y duración siguiendo algunas recomendaciones como por ejemplo aumentar gradualmente la duración e intensidad del ejercicio y evitar hacer cambios bruscos en el tipo de actividad.

Si después de las sesiones de levantamiento de pesas en el gimnasio siempre aparecen agujetas, es recomendable iniciar una nueva rutina con pesos ligeros y bastantes repeticiones y aumentar la cantidad de peso poco a poco durante varias semanas.
Si no estamos seguros, un entrenador personal puede ayudarnos a diseñar un programa de ejercicios seguro y eficaz.
En el caso de que tengamos agujetas, podemos hacer algunas cosas para aliviar el dolor de agujetas como un masaje deportivo, aplicar frío o tomar antiinflamatorios como el ibuprofeno.

Asimismo, hay que tener en cuenta que antes de realizar cualquier ejercicio vigoroso se debería dejar que el dolor desaparezca completamente. El dolor muscular puede ser un signo de una lesión grave. Si persiste más de una semana lo mejor y más recomendable es que lo consultes con un médico.

Como evitar las agujetas
4.7 (93.33%) 6 votes